Educación

Importancia Ecológica de las
Mariposas

Las mariposas transportan el polen de las flores a
diversas plantas con lo cual ayudan a la polinización,
hacen parte de la cadena trófica de los seres vivos y son
indicadores ecológicos de la diversidad y salubridad de
los ecosistemas en que habitan.

Estudiadas desde hace mucho por los aficionados, que
han aportado abundante información sobre su
distribución y biología, las mariposas diurnas se han
convertido en un grupo de prueba clave para la
investigación ecológica y evolutiva. Son muy apropiadas
para la investigación genética en laboratorio, es fácil
seguirles la pista en el campo y se cree que son
representativas de la mayoría de los insectos herbívoros,
los más importantes competidores de la humanidad por
la comida.5

Las mariposas son excelentes bioindicadoras del
estado de salud de los ecosistemas naturales, más que
ningún otro animal, reflejan las condiciones de
conservación o de alteración de los ecosistemas debido
a la estrecha relación planta-animal. Dos de los cuatro
estados de desarrollo por los que atraviesa una
mariposa dependen exclusivamente de las plantas: las
orugas son netamente herbívoras, mientras que los
imagos (la mariposa adulta) se alimentan sobre todo de
néctar y de polen. Por ejemplo investigaciones sobre la
evolución y distribución ecogeográfica de mariposas
sudamericanas ha permitido novedosas políticas de
diseño y localización de reservas naturales, destinadas
a conservar el patrimonio faunístico y florístico de la
Amazonía.6

Siguiente Página